Obrero muerto en la Plaza San Bruno

Los hechos acaecieron el jueves 2 de junio de de 1921 en la céntrica Plaza de San Bruno a las 22:30.

A pesar de la concurrencia que había en la zona, nadie ha visto lo ocurrido, solo una vecina lo ha visto, y el tiroteo ha causado el pánico entre los viandantes.

La víctima se dirigía hacia la calle Arcedianos donde al parecer le esperaban sus agresores, tres, que le dispararon tres veces en la cabeza, aún así tardo casi hora y media en fallecer. El pistolero era alto, grueso, sano, fornido de unos 30 años e iba completamente afeitado, vestía pantalón de pana, chaqueta oscura con listas verdes, boina y alpargatas.

La víctima era un conocido sindicalista, Pablo López y López, el Madriles, y era de Cuenca. Tenía antecedentes por haber colocado una bomba en el autobús de Torrero, pero había sido juzgado y absuelto, aún así había estado preso. Vivía en la Plaza San Miguel

El juez ordena detener a Domingo Pérez Allueva, natural de Blesa, y con antecedentes relacionados con las cuestiones sociales. En el registro de su piso en la calle Cadena 17, se encuentran dos cartas de Manuel Daminas, condenado por la colocación de una bomba en el autobús de Torrero. También se le encuentran recibos de cotización. Según los medios esta detención no tiene que ver con el asesinato de Pablo.

En pocos días habrá un nuevo asesinato contra sindicalistas, parece ser una ofensiva de los asesinos del Sindicato Libre en Zaragoza.

Artículo de prensa sobre el fallecimiento