Garrote Vil

El 9 de julio de 1927, en plena Dictadura de Primo de Rivera, 4 jóvenes acuciados por la necesidad que marca la falta de trabajo deciden llevar a cabo un atraco. Dos de ellos son militantes anarquistas de un grupo denominado Sauce, Emeterio Molina y Ansaldo Bernard no así Samuel Entrenza, y e Ignacio Páez.

elagarrotado

A las 10:15 de la mañana el cobrador Benedicto Osorio de la fábrica de regalices Regaltour cruzó la acera a la altura de la calle Asalto para llegar a la orilla del Huerva, llevaba 3 mil pesetas encima. En ese momento Ansaldo y Samuel se abalanzaron sobre él y le arrebataron el dinero tras un forcejeo, pero fueron vistos por sirvienta de la fábrica que dio la voz de auxilio. Dos obreros, el cobrador y un sargento, Adán Núñez, del Depósito de Semenatales se personan en el lugar, Ansaldo se encara con el sargento blandiendo un palo y este dudó, lo que aprovecharon para huir mientras Emeterio e Ignacio les cubrían la retirada con sus armas desenfundadas. En plena huida a Samuel se le cae el contenido de los sacos y pierden un tiempo precioso en plena persecución. A la altura del Parque Bruil mientras intentaban saltar una valla se inicia un intercambio de disparos entre Adán Núñez e Ignacio con la fatalidad de que una de las balas alcanzó a un niño, Serafín Movilla, mientras jugaba al fútbol. No se pudo demostrar de que pistola partió la bala, si del sargento o del atracador. Los atracadores negaron hasta el final ser los autores del disparo y las dudas nunca se disiparon.

Tres semanas después fueron detenidos todos menos Samuel del que nunca más se supo. Pasaron a disposición judicial y se pidió para ellos la pena de muerte. La Dictadura no podía dar señales de debilidad. Fueron condenados a la pena máxima y sus familias iniciaron una gran campaña para pedir que se conmutase la pena de muerte por la de cadena perpetua, llegaron a entrevistarse con el propio Dictador. De nada sirvió, a pesar del perdón de la madre de Serafín o del apoyo del alcalde de Zaragoza.

El 14 de noviembre fueron ejecutados en la prisión de Predicadores por garrote vil.